Refresca a tu empresa: ideas nuevas con el método Sprint

Refresca a tu empresa: ideas nuevas con el método Sprint

En el 2009, se creó Google Ventures. Se trataba de una empresa de capital de riesgo que formaba parte del conglomerado Alphabet. Ahí están Google, Youtube y Gmail, por sólo mencionar algunas de las firmas más famosas.

Para el 2016, Google Ventures cambió de nombre a únicamente GV pero continúo con su modelo de negocio de reunir en sus filas a un equipo de ingenieros, diseñadores, físicos, científicos, mercadólogos e inversores de diferentes ámbitos. Todos ahí reunidos con la característica de ser entusiastas de la adrenalina por buscar start ups para invertir en estas; en todas las industrias que te puedas imaginar.Design Sprint:
Para poder establecer y poner en marcha los proyectos que mueven esas empresas, también se dieron a la tarea de diseñar herramientas para ello. Fue ese sentido lo que llevo a GV a desarrollar una metodología llamadas Design Sprint con el objetivo de enfrentar las problemáticas de los negocios con un modelo de 5 fases.

  1. Entender, para analizar el problema de negocio desde diferentes ángulos; en ocasiones utilizando un costumer journey cruzado con las experiencias de los integrantes del equipo.
  2. Hacer un boceto, para identificar soluciones a través de ideas que ya funcionan en empresas y se trata de armar una presentación con una propuesta de solución explicada a través de dibujos, generando una hipótesis para ser expuesta.
  3. Decidir, integrantes revisan las ideas dando puntos a cada una para obtener como resultado una propuesta para prototipar que es el siguiente paso.
  4. Prototipo, para tener una representación de la idea del producto y/o servicio que se desea comercializar. El objetivo es que las personas no imaginen y puedan palpar la solución. Para hacer un prototipo se sugiere hacer uso de herramientas en Internet.
  5. Validar, esta es la fase final y el momento de identificar las diferencias. Incluso, en esta etapa se invita a usuarios reales a que interactúen con el prototipo. De esta manera, se obtienen retroalimentación inmediata y que resulta muy valiosa; pues si existen comentarios vienen directamente de quien podría consumir.

Estas 5 etapas están planteadas dentro de un periodo de 5 días de trabajo con un equipo totalmente enfocado a buscar la solución al problema de negocio. Lo que implica un completo a la tradicional manera de llevar o hacer los negocios en una empresa.

De hecho, aplicar el Método Sprint, de igual modo, representa un cambio total de llevar a cabo los proyectos empresariales y, en definitiva, mantiene a los equipos de trabajo en la creatividad y en el dinamismo y no consumirse en la rutina diaria.

Si hay mayor interés en este método, puedes darte una paseada por el sitio dedicado a la metodología. Aquí el enlace: http://www.gv.com/sprint/, ahí puedes encontrar plantillas para planear y llevar acabo tu Sprint.